• 9
  • Sep
cáncer de mama
Author

Cáncer de mama: prevención y diagnóstico precoz

La perseverancia a la hora de insistir en la prevención del cáncer de mama es un aspecto que las organizaciones y colectivos médicos nunca dejarán de promover. Es una labor implícita en el desempeño de su trabajo y el alto calado en la sociedad del término prevención, sin duda, es el éxito de todos.

Según el informe Las cifras del cáncer en España 2016 se SEOM, se calcula que en 2020 se diagnosticarán 246.713 casos nuevos de cáncer en España, 97.715 en mujeres y 148.998 en varones.

Nos enfrentamos a una dura realidad que debemos asumir con celeridad para poder encontrar nuevos métodos de detección y diagnóstico precoz y soluciones menos invasivas. Se prevé que la incidencia de algunos tumores aumente en los años que vienen. Dos variables que influyen en esta tendencia, son el aumento de la población y su envejecimiento.

En cuanto a los tipos de cáncer y sus asociaciones al género de la persona, el cáncer de colon es el que más afecta en ambos sexos, siendo en hombres el cáncer de pulmón el que más incidencia tiene y bajo la misma regla, el cáncer de mama en mujeres.

 

La prevención y detección precoz en el cáncer de mama

Para llevar a cabo una efectiva prevención en el cáncer de mama, debemos minimizar el impacto ocasionado por diversos factores de riesgo. Algunos de ellos como el envejecimiento, los genes hereditarios (BRCA1 y BRCA2) o modificaciones en otros genes, un tejido mamario denso y afecciones benignas en los senos, no podremos evitarlos. Por lo tanto, debemos actuar con la mayor prontitud posible en los factores de riesgo que sí podemos controlar y evitar. Cuanto más limitemos nuestra exposición a estos factores de riesgo, más reduciremos las posibilidades de contraer cáncer de mama.

En primer lugar, debemos vigilar la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que está demostrado que abusar de ellas aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, así como su incidencia en la aparición de otros tipos de cáncer.

Aunque el mal hábito de fumar aumenta la probabilidad de tener cáncer, no está demostrado con certeza que influya directamente en el aumento de riesgo de sufrir cáncer de mama. Si existen recientes estudios, como el realizado por EBioMedicine que asegura que dejar de fumar reduce las probabilidades de contraer cáncer incluso con predisposición genética.

Es muy importante implementar en nuestra rutina diaria una dieta saludable que impida la obesidad y el sobrepeso, así como realizar actividad física de intensidad moderada con relativa frecuencia.

Existen también diversos estudios que indican que las mujeres que usan anticonceptivos orales aumentan ligeramente el riesgo de contraer cáncer de mama en contraste con aquellas que nunca las han utilizado.

El uso de terapia hormonal tras la menopausia también puede aumentar la posibilidad de contraer la enfermedad frente a las mujeres que no se han sometido a este tipo de tratamientos.

Para una prevención y una temprana detección del cáncer de mama, podemos encontrarnos con los siguientes métodos:

 

La mamografía

Actualmente, existe cierta controversia sobre algunos aspectos respecto a las mamografías. Las mujeres que carecen de bultos o dolores en el pecho, a veces, pueden ser sometidas a tratamientos que no son necesarios y no reducen su riesgo de contraer cáncer. Debido a este hecho, aparecen las preguntas ¿Cuándo debo hacerme una mamografía? Y ¿con qué frecuencia tengo que realizármela?

Según los investigadores de la revista Annals of Internal Medicine, las mujeres de 50 a 74 años, que no tienen un alto riesgo de cáncer de mama o tejido mamario denso no tuvieron un aumento en las muertes por cáncer de mama con una mamografía cada tres años en lugar de cada dos años.

Y matizan que en las mujeres con mamas densas y un mayor riesgo de cáncer de mama, los mamogramas anuales se asociaron con un menor número de muertes por cáncer de mama que el cribado cada dos años.

En base a lo descrito con anterioridad, Amy Trentham-Dietz, autora principal del estudio, de la Universidad de Wisconsin-Madison emitió la siguiente conclusión:

“Las mujeres con bajo riesgo y baja densidad de mama experimentarán más daños que beneficio adicional con el cribado anual y bianual en comparación con un cribado cada tres años, mientras que las mujeres con mamas densas y riesgo de cáncer de mama alto pueden haber recibido beneficio de un examen anual en comparación con la mamografía bienal”.

Una vez teniendo este reciente estudio presente y centrándonos en la mamografía como método de detección precoz, si esta corroborase la existencia de una zona sospechosa, la mujer sometida a la prueba se realizará más imágenes adicionales para un posible descarte en la presencia de cáncer. Si aún quedaran dudas o se viera necesario recabar más información, llegaría el turno de una biopsia. Si estas pruebas adicionales no detectan células malignas, el resultado obtenido de la mamografía se considerará un “falso positivo”. En caso contrario, se interpretarán los resultados arrojados por la mamografía y se procederá iniciar el protocolo pertinente.

 

Mastectomías

Un hecho contrastado es que la extirpación de ambas mamas antes del diagnóstico de cáncer puede reducir el riesgo de cáncer de mama hasta en un 97 %. Mujeres que han sufrido cáncer en una mama, eligen realizarse una masectomía en la otra para eliminar las células mamarias.

 

Quimioprevención

Este tipo de técnica de prevención, utiliza el uso de fármacos para reducir la probabilidad de riesgo de cáncer. Los medicamentos raloxifeno y tamoxifeno se pueden usar para ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama en algunas mujeres. Su mecanismo de acción consiste en bloquear la acción del estrógeno en el tejido mamario. La prescripción de este tipo de medicamentos la efectuará un médico bajo rigurosas pruebas que indiquen la posibilidad de poseer un alto riesgo de contraer cáncer de mama.

 

Test Genético para mutaciones genéticas BRCA

En anteriores artículos, profundizábamos en el uso de un test genético como una de las mejores técnicas de detección precoz contra el cáncer. Si quieres saber más acerca de las últimas novedades en este campo entra aquí.

 

Desde Bemygene Health Company nos unimos con nuestras investigaciones, a seguir promoviendo una efectiva detección precoz y unas acciones preventivas que consigan reducir la incidencia del cáncer de mama en las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *