• 19
  • Oct
Cancer-de-mama
Author

Día Mundial contra el Cáncer de Mama

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama con el objetivo de sensibilizar a la sociedad del alcance de esta enfermedad y de la importancia que tienen la prevención y el diagnóstico precoz para hacerle frente. Con motivo de esta fecha, desde Bemygene Health Company, consideramos oportuno hacer un repaso a la actualidad y últimos avances que se han desarrollado contra este tipo de cáncer.

Incidencia del Cáncer de Mama

Según datos de la AECC, 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Los 22.000 nuevos casos diagnosticados cada año representan el 30% del total de tumores diagnosticados en nuestro país en mujeres.

La tasa de supervivencia se ha incrementado en los últimos años gracias a la investigación, el diagnóstico precoz y los tratamientos personalizados. En caso de encontrarse en la etapa I de desarrollo en el momento del diagnóstico, la supervivencia a los 5 años es del 99%, siendo del 93% si se encontraba en la etapa II. Estas cifras se situaban en torno al 75% a principios de los años 90, lo que muestra la tendencia positiva y el éxito de los diferentes programas para la lucha contra el cáncer de mama.

Factores de riesgo y prevención

Es importante remarcar los diferentes factores que incrementan las posibilidades de desarrollar la enfermedad. En el cáncer de mamá, los factores de riesgo más importantes son la edad avanzada y conjunto de factores de tipo hormonal, sin embargo, nuestro estilo de vida puede influir en la probabilidad de padecer cáncer de mama. El consumo de alcohol o la obesidad elevan hasta un 30% el riesgo de desarrollar este tipo de tumores lo que remarca la importancia de la prevención en todos los campos si queremos retrasar o evitar la aparición de la enfermedad.

Aproximadamente un 10% de los casos son hereditarios, debiéndose, los más comunes, a mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2. En este sentido, los  test de predisposición genética en el cáncer de mama han logrado posicionarse como un método contrastado en el campo de la prevención. Además, también se ha avanzado en su aplicación, pues se pueden llevar a cabo los análisis a partir de una sencilla muestra de saliva. Los resultados obtenidos, acompañados de un adecuado consejo genético, permiten la adopción de estrategias de prevención que nos permitan adelantarnos al desarrollo del cáncer.

La importancia del diagnóstico precoz

Como hemos visto antes al hablar de la tasa de supervivencia de la enfermedad, la posibilidad de cura y recuperación aumentan considerablemente con el diagnóstico precoz. Por lo tanto, en el caso de encontrarnos dentro de alguno de los grupos con mayor predisposición, adoptar una estrategia de vigilancia y control es el camino para derrotar a la enfermedad incluso antes de su aparición.

Debemos tener claro la importancia que tiene disponer de toda la información posible para luchar contra el cáncer. La realización de mamografías periódicas, permite detectar la presencia de lesiones en la mama hasta dos años antes de que sean palpables y cuando aún no se han extendido a los ganglios u otros órganos. Esta estrategia es, hoy en día, la herramienta más eficaz para el diagnóstico precoz de la enfermedad. En el caso de pertenecer a un grupo de riesgo, se aumentaría la frecuencia de las mamografías como medida de prevención y con el objetivo de ser capaces de detectar un posible tumor en su primera fase de desarrollo.

Nuevos avances en investigación

La investigación vive en constante evolución desarrollando nuevas técnicas de diagnóstico y tratamiento y mejorando cada día las ya existentes.

La biopsia líquida de sangre: Esta prueba se está consolidando como una opción real a la biopsia de tejido para todo tipo de cáncer. Muestra una imagen precisa del paisaje genómico del cáncer, facilitando la elección de tratamientos personalizados. La biopsia líquida se ha mostrado efectiva para detectar pequeñas piezas de ADN de las células tumorales que circulan por el torrente sanguíneo. Además, facilita mucho el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad pues podemos obtener información valiosa del tumor sin molestar ni generar un impacto en la calidad de vida del paciente.

Inmunoterapia y medicina de precisión: La inmunoterapia activa, mediante fármacos, al sistema inmune frente al cáncer. Ya es una realidad su aplicación en melanoma y cáncer de pulmón e incluso en cáncer de mama, las últimas investigaciones dan resultados positivos hasta en los casos más agresivos. La medicina de precisión actúa directamente contra la diana tumoral. Estas terapias inmunológicas dirigidas contra receptores tumorales han alcanzado un mayor éxito en el cáncer de mama frente a otros tipos de cáncer, especialmente en el subtipo HER2 (receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano)

Diversos tipos de quimioterapia: Los últimos estudios permiten predecir la respuesta del paciente a la quimioterapia y regular el tratamiento adecuado. La quimioterapia neoadyuvante tiene éxito en pacientes con casos de cáncer de mama avanzado mejorando las opciones quirúrgicas y aumentando el índice de supervivencia. El objetivo de estas investigaciones se centra en conocer la biología del tumor y la sensibilidad a los diferentes fármacos.

Esperamos que este nuevo Día Mundial contra el Cáncer de Mama sirva una vez más como recordatorio para todos del trabajo a realizar en busca de nuevos e ilusionantes avances. Las nuevas investigaciones que permiten adelantar y facilitar el diagnóstico además de personalizar el tratamiento junto a las pruebas genéticas de prevención son nuestra mejor arma en la lucha contra esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *