• 1
  • Sep
Author

Genetistas y Biólogos Moleculares: creando un futuro mejor

«Antes pensábamos que nuestro futuro estaba en las estrellas. Ahora sabemos que está en nuestros genes» James Watson

La Genética y la Biología Molecular son ciencias hermanas. Cuando hablamos de Genetistas, nos referimos a las personas que se encargan, entre otras cosas, de investigar las enfermedades llamadas “hereditarias”, y una vez diseñado un esquema de transmisión, interpretarlo y asesorar a la descendencia presente sobre las posibilidades que tienen de padecer las enfermedades que los padres han sufrido. Uno de los objetivos de los Genetistas es la explicación científica de los fenómenos de la herencia y de la variación (particularidades que no coinciden con su ascendencia). Los Biólogos Moleculares, estudian las interacciones que se producen en la célula, sus sistemas y relaciones entre ellas (como las del ARN con el ADN), el metabolismo, la síntesis de proteínas, y la unión de todas esas interacciones para conseguir un óptimo funcionamiento celular.

Echando la vista atrás

 

Para entender más en profundidad la función del Genetista, es conveniente realizar una breve retrospectiva de su evolución a lo largo de la historia:

Partimos del momento en el que el naturalista británico Charles Darwin publica en 1859 su archiconocido libro El origen de las especies. En 1866, el monje austriaco Gregor Mendel escribe las leyes básicas de la genética a partir del estudio de unos guisantes, aunque su investigación no sería puesta en valor hasta principios del siglo XX. Entre 1914-16, experimentos con moscas del vinagre muestran que los genes habitan en los cromosomas. Allá por 1942, un estudio sobre bacterias revela que los genes están formados por ADN, y que este, se localiza en el núcleo de la célula. En 1953, James Watson y Francis Crick descubren cómo está hecha la molécula de ADN en base a la doble hélice, o las dos famosas escaleras de caracol entrelazadas. En los años 70, se inicia un ilusionante camino hacia la ingeniería genética con el descubrimiento de cómo cortar y pegar fragmentos de ADN. Allá por los 80, se empiezan a identificar genes que intervienen en enfermedades concretas. El cáncer sería la principal. Y en 1990 nace el proyecto Genoma Humano, con un presupuesto inicial de 3 mil millones de dólares y que tenía como objetivo la consecución de la secuencia completa del genoma humano.
En cuanto a la Biología Molecular, han existido «tres grandes revoluciones»:
La primera revolución ocurrió en 1860, con las teorías evolucionistas de Darwin y Wallace, que defendían la universalidad del origen de los seres vivos. La segunda revolución fue el descubrimiento de la universalidad del mecanismo de la información biológica propuesta por Watson y Crick en 1953 y entre 1985 y el 2000, dio lugar la tercera revolución con el descubrimiento de la universalidad del diseño animal y de los procesos básicos de regulación de las funciones biológicas. Obviamente, existen más sucesos históricos entorno a la biología molecular, pero estos tres hechos han propiciado un nuevo entendimiento del fenómeno evolutivo y de la biología de los seres humanos.

Los Genetistas y Biólogos Moleculares en la actualidad

 

En los últimos 20 años, se ha investigado en profundidad sobre la medicina evolucionaria. Este término está basado en el hecho de que los seres humanos somos una especie animal. No estamos al margen de la naturaleza, y por ello, vivimos expuestos a diversos tipos de mecanismos evolutivos. La medicina evolucionaria tiene como objetivo comprender el origen de las enfermedades, su por qué y cómo enfrentarnos a ellas haciendo uso de los principios evolutivos.El gran avance tanto científico como tecnológico en el que estamos inmersos, ha permitido avanzar con celeridad en el diagnóstico, prevención, control y curación de las enfermedades que desde épocas pasadas han afectado a los seres humanos. Hoy, gracias al trabajo de los Genetistas y Biólogos Moleculares, se argumenta de manera empírica, que la causa inicial para que una célula normal se convierta en cancerosa y transmita a sus descendientes las características tumorales, radica en un marcador de su material genético. ¿Qué es lo que esto implica? Los agentes desencadenantes de cáncer pueden ser diversos, pero todos actúan sobre un sustrato genético común dentro de la célula. En resumen, el material genético del que hablamos, es «una gran diana» para la carcinogénesis. Las nuevas técnicas de bioingeniería han favorecido, en los últimos años, la investigación de los componentes del sustrato genético celular que son alterados en los procesos cancerosos para descubrir un camino ilusionante. La sinergia de estas dos figuras aglutina la mayor formación y experiencia en tests genéticos y por consiguiente, la mejor interpretación y supervisión de estas pruebas genéticas. La predicción y prevención en el cáncer resulta un factor decisivo, y los Genetistas y Biólogos Moleculares lo saben y trabajan en pos de una reducción en los casos de esta enfermedad. Su objetivo principal como el título indica, consiste en crear un futuro mejor.

Sin duda, desde Bemygene Health Company, y gracias a los Genetistas y a los Biólogos Moleculares vislumbramos, cada vez más cerca, un horizonte esperanzador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *