• 24
  • Ene
cáncer
Author

Desarrollan un tipo de test que permite la detección de ocho tipos de cáncer a partir de una muestra de sangre

La mayor causa de muerte por cáncer es el diagnóstico tardío debido, por un lado, a la falta de sintomatología en las fases iniciales de la enfermedad y, por otro, a la ausencia de técnicas de diagnóstico lo suficientemente sensibles. De hecho, la mayoría de los tumores sólidos son curables extirpándolos por cirugía siempre y cuando podamos actuar antes que se disemine. Por ello se están invirtiendo gran cantidad de recursos y esfuerzos en la investigación de métodos que permitan el diagnóstico temprano.

Esta semana se ha publicado en la revista Science  un trabajo en el que se presenta un nuevo análisis de sangre capaz de detectar ocho tipos de cáncer en fases relativamente tempranas (ovario, hígado, estómago, páncreas, esófago, pulmón, mama y colon). La novedad en la estrategia del test, denominado CancerSeek, es que combina marcadores basados en mutaciones genéticas con marcadores proteicos permitiendo así, además, la identificación del órgano donde se ha originado el tumor. El test ha sido validado en más de 1000 pacientes con cánceres no metastásicos obteniendo sensibilidades entre el 69% y el 98%, dependiendo del tipo de cáncer y de la fase en que se encuentre, con una especificidad mayor del 99%, lo que prácticamente implica la inexistencia de falsos positivos. Además, para cinco de estos tipos de cáncer (ovario, hígado, estómago, páncreas y esófago) no existía ningún test de cribado para pacientes con riesgo medio.

Este tipo de test son parte fundamental del futuro del diagnóstico clínico pues van a permitir salvar muchas vidas ayudando a los profesionales médicos a diagnosticar enfermedades en sus fases iniciales. Además, el poder detectarlos en una muestra de sangre (biopsia líquida) facilita aún más el diagnóstico pues la toma de una muestra del tejido tumoral (biopsia sólida) requieren en muchas ocasiones de técnicas invasivas para el paciente pudiendo llegar a afectar a su calidad de vida.

Artículo escrito por Rafa Ruiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *