• 16
  • Oct
test genético para la prevención del cáncer de mama
Author

¿Por qué realizarse un test genético para la prevención del cáncer de mama?

En algunos casos, la velocidad con la que avanza la ciencia puede ser mayor que el procedimiento por el cual las personas normalizan y procesan dichos avances. Es el caso del test genético para la prevención del cáncer el de mama.

Las mutaciones genéticas en los genes BRCA1 y BRCA2 juegan un papel importante en la formación de todos los cánceres, especialmente en el cáncer de mama y ovario, heredándose en ocasiones las alteraciones genéticas causantes de la patología. Dichas alteraciones genéticas heredadas provocan aproximadamente el 10% del total de los casos de cáncer, y específicamente en el cáncer de mama, los canceres causados por alteraciones en los genes BRCA representan el 25% de los casos, heredándose entre generaciones y originando un riesgo latente.

Una vez detectada la alteración genética, se conoce a ciencia cierta que incrementa riesgo de probabilidad de desarrollo de la enfermedad de hasta un 80% en el cáncer de mama y de hasta un 40% en el cáncer de ovario.

Según un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Oncology, alrededor del 35% de las mujeres con cáncer de mama les gustaría tener las pruebas genéticas, pero sólo el 43% han tenido una discusión sobre el riesgo genético con un profesional de la salud.

Las personas que deciden realizarse un test genético para la prevención del cáncer de mama pueden atravesar un proceso emocional delicado. La palabra cáncer tiene un significado negativo que incide directamente en la forma de afrontar los resultados del test genético. La evolución del ser humano a lo largo de los años no sólo ha sido física, también ha sido cultural, por eso se necesita un cambio de mentalidad y de entendimiento de las nuevas vías y oportunidades de prevención del cáncer de mama que están surgiendo en la actualidad. Y en este punto, aparece un actor clave que desempeña un papel fundamental para la asimilación y normalización de este proceso. El Consejo Genético.

En anteriores artículos ya profundizábamos en las funciones de esta unidad médica que se encarga de evaluar los antecedentes genéticos y analizar las probabilidades de que los antecedentes sean debidos a alteraciones en los genes BRCA1 y BRCA2. El asesoramiento que ofrecen a la persona que se realiza el test genético para la prevención del cáncer de mama y a su familia ayuda en gran medida a interiorizar positivamente el resultado de la prueba, ya que las mujeres con esta alteración genética tienen un riesgo mayor de sufrir diferentes tipos de cáncer asociado.

 

 

Pero, ¿quién debe realizarse un test genético para la prevención del cáncer de mama?

 

Cuando hablamos de la realización de un test genético para la prevención del cáncer el de mama, debemos ponernos en manos de un especialista, concretamente los profesionales Médicos expertos en genética serán los facultativos que mejor consejo te ofrecerán. Hay que ser consciente de en qué consisten las pruebas, así como los riesgos y beneficios asociados. Si se tienen familiares con cáncer de mama o cáncer ovárico, es recomendable saber si esa persona conoce la existencia de la mutación en los genes BRCA1 y BRCA2 y si se ha realizado alguna prueba que confirme dichas alteraciones. En ese caso sería beneficioso optar por la realización del test genético para la prevención del cáncer el de mama.

Por otro lado, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos ha creado un panel independiente de expertos médicos recomendando el test genético preventivo si se dan alguno de los siguientes casos:

  • Antecedentes de varones con cáncer de mama.
  • Familiar de primer grado que haya tenido o tenga cáncer de mama u ovario.
  • Dos familiares con cáncer de mama u ovario.
  • Dos o más familiares cercanos con cáncer de mama antes de los 50 años.
  • Si tiene ascendencia de Europa Oriental y un familiar cercano con cáncer de mama u ovario.

 

¿Y si el test genético para la prevención del cáncer de mama resulta positivo?

 

En primer lugar, no debemos alarmarnos puesto que no significa que tengamos cáncer. Nuestra situación es exactamente igual que antes de la realización de la prueba, pero con una diferencia, te has anticipado al cáncer. Esto significa que tienes la posibilidad real en tu mano de reducir considerablemente el riesgo de aparición mediante diferentes acciones médicas tomadas en consenso por el médico experto en genética y el paciente.

Supone una oportunidad para detectarlo de manera precoz y personalizar la prevención de manera individualizada. Las opciones pueden ser variadas. Se puede elegir por poner en marcha mecanismos de prevención como, por ejemplo, las revisiones periódicas desde una edad más temprana, cambiar hábitos de vida dejando de fumar, haciendo más ejercicio, alimentarse de manera saludable o mediante cirugías preventivas. El Consejo Genético asesorará y valorará la mejor decisión final.

 

En Bemygene Health Company resolvemos todas las dudas que puedan surgir sobre la realización de un test genético para la prevención del cáncer de mama. Nuestros test de detección myBRCA (prueba genética que, mediante una muestra de saliva, detecta el riesgo a desarrollar cáncer de mama y ovario) y myBRCA HiRisk (la prueba más competa del mercado que analiza los genes BRCA1 y BRCA2, y otros 24 genes relacionados) aportarán los datos necesarios para su interpretación por el Consejo Genético que realizará asesoramiento, seguimiento y un completo informe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *